Ud. está en
Inicio > Destacado > La UE planea tomar medidas contra la moda rápida

La UE planea tomar medidas contra la moda rápida

La Unión Europea ha anunciado propuestas para acabar con la “moda rápida”, haciendo que la ropa sea más fácil de reparar y más duradera, como parte de un impulso para reforzar las normas medioambientales.

Los teléfonos inteligentes, la ropa y los muebles tendrán que ser más duraderos y fáciles de reparar y reciclar según las nuevas normas de sostenibilidad propuestas por la UE.

“Es hora de acabar con el modelo de ‘tomar, hacer, romper y tirar’, tan perjudicial para nuestro planeta, nuestra salud y nuestra economía”, dijo el Vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

El plan, que ahora será negociado por los Estados miembros y los políticos de la UE, pretende garantizar que para 2030 los productos textiles que se vendan en la UE se fabriquen, en la medida de lo posible, con fibras recicladas y reduzcan la cantidad de microplásticos peligrosos que contienen.

“La moda rápida debería pasar de moda, y los servicios de reutilización y reparación económicamente rentables deberían estar ampliamente disponibles”, dice un comunicado.

La propuesta introduciría un etiquetado en la ropa que detallara su facilidad de reciclaje y su respeto por el medio ambiente.

También prohibiría la destrucción de los productos no vendidos “en determinadas condiciones”, incluidas las prendas que no se hayan vendido o hayan sido devueltas a las tiendas.

La UE afirma que el sector textil es el “cuarto mayor impacto en el medio ambiente y el cambio climático” en sus 27 países, después de los alimentos, la vivienda y el transporte.

El bloque calcula que los europeos compran 26 kg de ropa y ropa de casa, el 73% de la cual es importada, y tiran unos 11 kg de textiles, es decir, 5,8 millones de toneladas en total.

La producción textil se ha duplicado en todo el mundo entre 2000 y 2015, pero menos del 1% se recicla, y hasta el 35% de los microplásticos que se liberan en el medio ambiente proceden de la ropa de poliéster o acrílica.

La propuesta sobre el sector textil forma parte de una “iniciativa sobre productos sostenibles” más amplia, destinada a reforzar las normas existentes para que los productos sean más eficientes desde el punto de vista energético y reciclables.

El ejecutivo de la UE dice que pretende endurecer sus requisitos sobre el diseño de los productos imponiendo el uso de materiales más duraderos, resistentes y reciclados.

Los productos tendrán que ser más fáciles de mantener y reparar, y se prevén medidas concretas como facilitar la sustitución de las baterías de los teléfonos inteligentes.

Es probable que los planes se enfrenten a las presiones de las industrias que fabrican bienes con una vida útil corta, mientras que los activistas dijeron que el impacto dependería de los requisitos específicos del producto.

Los productos también se etiquetarían con un “pasaporte” de información para los consumidores sobre su sostenibilidad.

Deja un comentario

Top