Ud. está en
Inicio > Destacado > Transparencia e innovación para ayudar a las marcas y a los minoristas a mejorar las ventas después de Covid-19

Transparencia e innovación para ayudar a las marcas y a los minoristas a mejorar las ventas después de Covid-19

Los analistas de la moda, entre ellos McKinsey, creen que las marcas y los minoristas, que navegan con éxito a través de la crisis de Covid-19, impulsarán nuevas experiencias de los clientes en línea, la transparencia de la información sobre los productos y la fluidez de los pagos y la entrega. En un reciente artículo “The fashion market needs a reset” publicado en MobileMarketing Mike Owen dice, para estas marcas los datos se convertirán en un importante medio para crear una plataforma analítica única para mejorar la toma de decisiones en los procesos básicos como la planificación, compra, promociones, rebajas y gestión de inventario en temporada.

La última encuesta de McKinsey había mostrado que, aunque los clientes están comprando más a través de canales en línea, las marcas necesitan crear una nueva visión para atraerlos y proporcionar datos precisos de información de productos puede ser una de las formas de lograrlo.

Adaptarse a los cambios en el comportamiento del consumidor

En su artículo, Owen dice que después de la Covid, es probable que los consumidores de moda gasten más a través de los canales móviles. Por lo tanto, las marcas necesitan personalizar su surtido de productos, valores y su medio de venta. Los minoristas también deben ser cuidadosos con la selección de tiendas y productos y alinearla con los datos locales y las preferencias de los clientes y una presencia omnicanal.

Además, las marcas tendrán que mejorar sus asociaciones y flexibilidad en la cadena de suministro. Tendrían que actualizar o ampliar sus sitios web además de consolidar sus asociaciones con los fabricantes de servicios de fondo y las plataformas de mercado como Amazon y Alibaba.

Ser transparente

En su informe sobre la influencia de “lo alerta” entre GenZ, McKinsey afirma que la mayoría de los consumidores de la Generación Z responsabilizan a las empresas de abordar las cuestiones ambientales y sociales. Vigilarán de cerca el compromiso de las empresas con sus campañas sociales y sus decisiones estratégicas y operativas. Para los consumidores, la transparencia de los productos y operaciones de una empresa tendrá mayor importancia.

A partir de ahora, el consumo se basará más en las necesidades, ya que los consumidores serán más cautelosos con los productos que compran. Preferirán comprar productos que sean “imprescindibles” en lugar de “agradables de tener”.

Futuristas como Doug Stephens aconsejan a las marcas que aprovechen este tiempo para reinventar las operaciones y ofrecer más alternativas y valores a los clientes. También pueden utilizar equipos multifuncionales para romper los silos y priorizar la experiencia del cliente y la gestión de datos. Owen argumenta que después de Covid, la información y el conocimiento del producto desempeñarán un papel más importante para atraer a los compradores. Los consumidores se sentirán atraídos por la información precisa y detallada del producto visible en cada canal de ventas.

Las marcas pueden integrar la gestión de la información de sus productos con las nuevas inversiones en tecnología para conservar sin problemas la información para las salas de exposición digitales y de venta al por mayor. Pueden explorar aplicaciones como el livestreaming, los asistentes de tiendas digitales (WeChat) y el muestreo virtual para mejorar su interacción con los clientes y presentar sus productos en tiempo real. Para lograrlo, las marcas necesitan reducir los costos de sus proveedores, aumentar la flexibilidad, disminuir el tiempo de comercialización y minimizar las devoluciones y cancelaciones.

Mayor comunicación entre las marcas y los consumidores

Wade Eagar, Head-Retail, Facebook UK opina que la pandemia ha acelerado los planes de negocio a medio y largo plazo de las marcas de moda. Se apresuran a ejecutar los planes originalmente presupuestados para un período de cinco años. Muchas marcas tienen un equipo de gestión compuesto por empresarios milenarios que tienen la capacidad de innovar rápidamente y adaptar sus ofertas según las necesidades.

Eduard Pietrade, SonaeIM también está de acuerdo en que el futuro enfoque de la venta al por menor debe basarse en la interacción entre las personas, las marcas, las tecnologías y la interacción con el cliente. Para aportar más confianza al mercado, las marcas no sólo deberán ser más transparentes, sino que también deberán aceptar el cambio de sus consumidores a los canales en línea.

Deja un comentario

Top