Ud. está en
Inicio > Noticias > Contexto > Las subastas de lana australianas sienten el impacto del coronavirus

Las subastas de lana australianas sienten el impacto del coronavirus

La creciente preocupación por el brote viral del coronavirus, en China, junto con el Año Nuevo Lunar afectaron negativamente a las subastas de lana australianas esta semana. A medida que más noticias del virus se hicieron públicas, menor fue la confianza de los compradores en obtener pedidos de China para operar en la subasta de la apertura, según la Australian Wool Innovation Ltd (AWI).

“Cuando los mercados, de cualquier tipo, se ven afectados por influencias tan repentinas y externas como las observadas esta semana, las verdaderas señales de la demanda a menudo se ocultan y pueden conducir a movimientos de precios falsos. Esta semana no pudimos obtener una dirección clara de lo que es, ya que ambos días de venta produjeron polos opuestos en la trayectoria de los precios. Todo lo que podemos esperar es una rápida resolución del virus y el restablecimiento de la salud de los afectados”, dijo AWI en su comentario sobre la semana de venta que termina el 31 de enero.

“Las ventas comenzaron el miércoles en un tono terrible, con la mayoría de los operadores de la sala de ventas eligiendo sentarse y mirar. Sólo dos o tres compradores estuvieron activos. Es notable que casi el 50% del vellón de Merino no cumplió con las reservas de los vendedores”, dijo el informe de AWI.

El jueves se produjo un cambio radical en el sentimiento, ya que la mayoría de los compradores volvieron a las estrategias de compra normales. Un cambio completo de 180 grados ocurrió ya que casi todos los operadores estaban dispuestos a comprar desde el principio. La oferta del día se había reducido drásticamente por los productores que retiraron sus clips antes de la subasta, lo que puso una presión adicional en un mercado ya caliente.

Los precios de la lana de todos los tipos y descripciones aumentaron sustancialmente y parecía que la recuperación estaba en marcha, lo que aumentó la sensación de confusión cada vez mayor entre los comerciantes y los participantes en la venta de lana.

Deja un comentario

Top