Ud. está en
Inicio > Destacado > Digital Interlooping promete un futuro para la impresión 3D en la industria textil

Digital Interlooping promete un futuro para la impresión 3D en la industria textil

Mark Beecroft, investigador de la Universidad Metropolitana de Manchester, ve el futuro de la industria textil ligada a la impresión 3D. Su innovador proyecto llamado Digital Interlooping es prueba de ello, informó 3D Printing Media Network.

La investigación realizada por Beecroft en la Manchester School of Art del Reino Unido, ha demostrado que se puede imprimir en 3D una estructura tejida utilizando sinterización selectiva por láser (SLS) y nylon.

Las piezas de prueba impresas en 3D por Beecroft consisten en estructuras de punto tejidas en forma de tubo vertical y con los los patrones tradicionales del tejido de punto. Además, estas estructuras sin costuras y hechas de polvo de nylon, han demostrado una excelente resistencia, estabilidad y elasticidad en las pruebas posteriores a la impresión, propiedades que podrían ser beneficiosas en los sectores de la ropa deportiva y médica.

 

 

“Los resultados muestran que es posible imprimir estas estructuras flexibles y tubulares de base textil en varias escalas con el uso del nylon”, explicó Beecroft. “Esta investigación ofrece potencialmente una oportunidad para un nuevo método de producción textil que podría ser innovador para las industrias relacionadas con la confección, ya que, combinado con la digitalización de carrocerías en 3D, podría ofrecer la oportunidad de crear tejidos a medida que se adapten a las necesidades del cliente y que puedan crearse de forma mucho más sencilla que otros métodos”, agregó.

Con un comienzo prometedor del proyecto de investigación, Beecroft continuará explorando el uso de SLS para la impresión de tejidos de punto en 3D e incluso estudiará la posibilidad de utilizar otros materiales flexibles como el TPU.

“Este estudio es realmente prometedor, ya que ahora sabemos que SLS es un proceso de fabricación adecuado para lograr estas estructuras de tejido”, dijo. “La investigación de otros materiales en polvo flexibles como el TPU (poliuretano termoplástico) también sería de interés para probar el comportamiento mecánico del material, en combinación con la estructura tejida para comparar los resultados con el nylon”, finalizó.

Actualmente, Beecroft está llevando a cabo más pruebas en sus tejidos de punto impresos en 3D, incluyendo pruebas de resistencia, estiramiento y carga hasta el punto de rotura.

Deja un comentario

Top