Ud. está en
Inicio > Destacado > ¿Cómo puedes unirte al movimiento Slow Fashion?

¿Cómo puedes unirte al movimiento Slow Fashion?

Tomar conciencia sobre los problemas de la industria de la moda ha aumentado, pero aún queda trabajo por hacer. Una encuesta realizada en 2021 por ThredUp reveló que el 74% de los compradores sabe que sus hábitos de consumo tienen un impacto significativo en el planeta y el 50% cree que la moda rápida es perjudicial para el medio ambiente. A pesar de esta concienciación, el 72% sigue comprando moda rápida por la comodidad y los precios inmejorables.

Puede ser difícil apartarse del statu quo y cambiar por completo los hábitos de compra. La buena noticia es que apoyar el movimiento de la moda lenta es extremadamente fácil, ¡y ni siquiera tienes que comprar nada nuevo para empezar!

He aquí cómo puedes hacer el cambio a la moda lenta:

1. Repara y cuida tu ropa

Prolonga la vida de tu ropa siguiendo las instrucciones de cuidado. Si puedes, lava a máquina con la temperatura más baja y cuélgala para ahorrar energía. En el caso de los vaqueros, Levi’s recomienda incluso lavarlos una vez cada 10 años para mantener el ajuste y el tejido.

Aprender técnicas básicas de costura y desmanchado es también una buena manera de conseguir un mayor desgaste de tu ropa. Si no tienes tiempo, llévalas a un profesional o averigua si hay un café de reparaciones (un evento emergente gratuito en el que se reúnen voluntarios y otros visitantes para reparar diversos artículos) en tu pueblo o ciudad.

2. Usar ropa de segunda mano

Por fin nos hemos librado del estigma de llevar ropa de segunda mano. Hoy en día, el thrifting está tan extendido que incluso aparece en las páginas de las revistas de alta costura, algo inimaginable hasta hace no más de dos décadas.

Hay muchas opciones para conseguir ropa de segunda mano. Puedes pedirla prestada al armario de tu familia o amigos para eventos puntuales. También puedes hacer intercambios de ropa u ofrecer tu propia ropa sin usar a alguien que sepas que le va a encantar.

Los grupos de freecycling también son una mina de oro para encontrar ropa vieja “nueva”. Se trata de grupos de intercambio en línea en los que la gente puede donar o solicitar artículos gratuitos. Facilitan la entrega de regalos y la comunicación entre los miembros de una comunidad local porque el intercambio suele hacerse en persona. Se ha hecho cada vez más popular porque la gente busca formas de donar sus cosas sin tener que ir a los centros de caridad. Por desgracia, las estadísticas muestran que hasta el 80% de las donaciones acaban incineradas, en vertederos o enviadas al extranjero para su venta. Busca un grupo de freecycling en Facebook en tu zona o consulta páginas web como FreeCycle.org o Trash Nothing.

¿Buscas la emoción de la caza? Siempre hay piezas únicas y con estilo en las tiendas de segunda mano y vintage. El thrifting online es más fácil hoy en día gracias a plataformas como Poshmark, Depop, Etsy o Vestiaire Collective; hay para todos los gustos y precios.

3. Comprar con cuidado

En Europa, Reino Unido y Estados Unidos, entre el 50% y el 80% de los armarios de las personas no se utilizan. Un armario repleto de ropa que sólo te gusta a medias o que nunca te pones es también un signo de compra impulsiva constante. La próxima vez que sientas la necesidad de ir de compras, revisa primero tu armario. ¿Realmente necesitas un quinto vestido/par de pantalones/top nuevo en tu armario? Lo más probable es que no. Tu armario repleto te lo agradecerá, y el planeta también.

Si es absolutamente necesario comprar, apoya a los creadores locales de tu país. Elige tejidos de alta calidad que duren más, tejidos de una sola composición que puedan reciclarse fácilmente, o fibras naturales que se biodegraden más fácilmente.

Comprar de forma consciente también significa ser consciente de las tácticas de lavado verde de las empresas. Poner una etiqueta de “ecológico” no es prueba de que un artículo sea sostenible. Investiga sobre una marca buscando en Google o consultando la aplicación Good on You. Para obtener contenidos imparciales y educativos sobre moda sostenible, sitios web como Fashion Revolution y Fashion Takes Action son excelentes fuentes.

Recuerda que un precio elevado no siempre garantiza una mejor calidad y prácticas. Marcas como Versace, Prada, Nike y Adidas se vieron implicadas en un documento de la Campaña Ropa Limpia que informaba sobre los salarios inferiores a los legales de los trabajadores y las terribles condiciones de trabajo en sus fábricas de Europa del Este.

Deja un comentario

Top