Ud. está en
Inicio > Destacado > Del greenwashing, la industria debe pasar a una producción más responsable

Del greenwashing, la industria debe pasar a una producción más responsable

El uso de combustibles fósiles sigue siendo bastante frecuente en la industria de la moda, según el último estudio de la Fundación Changing Markets. El informe, titulado “Sintéticos anónimos”, muestra que la industria utiliza en gran medida fibras sintéticas baratas basadas en combustibles fósiles. El poliéster se utiliza en más de la mitad de los textiles producidos en todo el mundo. Esto lleva a que la mayoría de las marcas hagan un lavado verde en sus compromisos voluntarios y en sus productos. Y, según las directrices de la Autoridad de Mercados de la Competencia (CMA) del Reino Unido, puede crear complicaciones legales para las marcas en el futuro.

Las marcas ignoran el aumento de la contaminación

El informe “Changing Market Foundation” destaca la ignorancia de las marcas de moda sobre la creciente contaminación por plásticos y la crisis de los residuos derivada del uso cada vez mayor de fibras sintéticas. Según el informe, las marcas recurren a menudo a tácticas de “lavado verde”, como el reciclaje de botellas de tereftalato de polietileno (PET) en la ropa, en lugar de diseñarlas para que sean duraderas y reciclables. También carecen de un enfoque sistemático para abordar la contaminación de los riesgos ambientales y sanitarios.

Según el informe, sólo 36 de las 46 marcas encuestadas se mostraron abiertas sobre el porcentaje y el peso de los materiales sintéticos utilizados en su colección. Las marcas deportivas Adidas, Asics, Nike y Reebok utilizaban materiales sintéticos en casi todas sus colecciones y no tenían planes de dejar de hacerlo. Sólo Puma aceptó reducir la proporción de poliéster en sus colecciones.

Entre las marcas que obtuvieron peores resultados en la encuesta se encontraban 15 empresas de deportes, de la calle, de lujo y de grandes almacenes, como Nike, Target y Walmart. Revelaron una total falta de compromiso, de implicación o incluso de transparencia en el uso de combustibles fósiles en sus colecciones.

Algunas marcas planean frenar el uso de combustibles fósiles en sus colecciones utilizando poliéster “reciclado”, fabricado a partir de botellas de PET. Alrededor del 85% de las empresas indicaron que utilizan poliéster procedente de botellas de PET recicladas para hacer sus prendas más sostenibles. Sin embargo, ninguna de las empresas informó de la utilización de tecnologías de reciclaje de fibra a fibra para garantizar una economía verdaderamente circular.

Aumentar la “responsabilidad” con nuevas leyes

A pesar de no tener ningún plan de “devolución” ni tecnología de reciclaje de fibras, se vio que las marcas hacían afirmaciones engañosas sobre sus iniciativas de sostenibilidad. Afirmaban utilizar materiales “sostenibles”, “preferidos”, “de origen sostenible” o “fabricados de forma sostenible” que no pueden definirse claramente. Por ello, los responsables políticos deben introducir nuevas leyes para impulsar la sostenibilidad en la industria de la moda. Deben animar a la industria a abandonar el uso de materiales sintéticos baratos y pasar a una producción más responsable.

Deja un comentario

Top