Ud. está en
Inicio > Destacado > La industria textil debe adoptar una economía circular en la corriente principal

La industria textil debe adoptar una economía circular en la corriente principal

Caracterizada por la sobreproducción y el consumo excesivo de ropa de bajo coste, la industria textil mundial es una fuente importante de contaminación ambiental. La industria tiene actualmente un valor de 1,4 billones de dólares y emplea a más de 300 millones de personas, especialmente en países en desarrollo como Bangla desh, Brasil, China, India, Pakistán y Turquía. Para reducir su impacto ambiental y aumentar la eficiencia, la industria necesita adoptar una economía más circular y conectar el segmento posterior con el anterior. Tiene que utilizar más materiales renovables, fabricar ropa duradera y fomentar el reciclaje convirtiendo las prendas usadas en otras nuevas.

Circularidad para que el upcyling se generalice

La industria puede hacer que las cadenas de suministro sean más resistentes desarrollando capacidades de logística inversa. Esto ayudaría a reducir el 33% de las emisiones de dióxido de carbono y conectaría los extremos de la cadena de valor que son la producción y la eliminación. También reduciría la contaminación del aire, la tierra y el suelo causada por los procesos, según un reciente estudio de la UNCTAD en el marco del programa SMEP.

Hay una creciente demanda de mayor atención a la ropa usada en la industria. Según el informe de la UNCTAD, los actuales sistemas de recogida de ropa usada son obsoletos y crean una ilusión de circularidad. El upcycling podría generalizar la circularidad y mejorar la gestión.

Transporte más inteligente para la creación de empleo

Otra importante preocupación social para la industria textil circular es la pérdida de puestos de trabajo. Es probable que sectores como el del algodón y el poliéster se enfrenten a un descenso de los niveles de empleo debido al aumento de la automatización y a la disminución de las inversiones. Sin embargo, según una reciente investigación de la OIT, la industria se beneficiará a largo plazo, ya que creará 18 millones de nuevos puestos de trabajo para 2030. Un estudio de la OCDE de 2020 también predice que los niveles de empleo aumentarán un 2% en esta década. La industria debe adoptar formas más inteligentes de transportar los textiles a los lugares de reprocesamiento. Tiene que evitar que las personas se dediquen a ocupaciones de bajo valor añadido de separación manual de materiales.

El reciclaje de textiles en el extranjero puede resultar más caro para las empresas, ya que las tasas de importación de textiles usados son más altas que las de otros materiales secundarios, como los plásticos de desecho. En cambio, las tasas de eliminación de prendas usadas en el mercado nacional son mínimas. La UE ha lanzado una nueva iniciativa para cambiar las normas del IVA para el reciclaje de prendas usadas.

Ofrecer soluciones circulares rentables

Según la investigación de la UNCTAD, es difícil cambiar el actual proceso lineal de abastecimiento, venta al por menor y eliminación de textiles y prendas de vestir, ya que el COVID-19 ha creado varios problemas logísticos. Las empresas textiles tienen que centrarse en nuevas tecnologías, modelos de negocio y adquisición de clientes. Necesitan adquirir nuevos mercados para las operaciones circulares a pequeña escala. También tienen que centrarse en ofrecer soluciones circulares rentables. Convencer a los compradores de las ventajas de comprar textiles producidos de forma responsable.

Deja un comentario

Top