Ud. está en
Inicio > Destacado > Los estilos sin tendencia pueden garantizar un futuro sostenible para la industria de la moda

Los estilos sin tendencia pueden garantizar un futuro sostenible para la industria de la moda

Desde hace años, los expertos en moda abogan por el alquiler de ropa como solución ideal para la creciente contaminación de la moda. Popularizada por plataformas de alquiler como Rent the Runway, Rebag y GlamCorner, la “economía colaborativa” se ha convertido en la última tendencia de la moda. Marcas como Levi’s y Lululemon han lanzado sus propios servicios de alquiler estimulando el crecimiento de la moda de alquiler en línea, que se espera que alcance los 1.960 millones de dólares en 2023.

El embalaje y el transporte añaden emisiones

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Environmental Research Letter opina que el alquiler de ropa podría ser más perjudicial que tirarla. Afirma que el alquiler de ropa obliga a transportar la mercancía desde los almacenes hasta los inquilinos. Esto implica un gran embalaje, desde cajas de cartón hasta bolsas de plástico.

El alquiler es un proceso que consume mucha energía, ya que la ropa debe limpiarse en seco y desinfectarse después de cada uso. El mantenimiento de los almacenes también supone un aumento de las emisiones de carbono. Las empresas pueden reducirlas utilizando bicicletas y vehículos eléctricos en lugar de coches con combustibles fósiles para el transporte de mercancías. Otra forma de frenar las emisiones es alquilar la ropa a personas que viven cerca en lugar de a consumidores situados lejos.

Reducir el consumo con compras duraderas

Las empresas de moda también pueden hacer que el alquiler sea más ecológico duplicando el uso de sus prendas. Esto les ayudaría a alcanzar aproximadamente el mismo nivel de potencial de calentamiento global (PCG) que el escenario de reutilización.

Uno de los mejores enfoques para hacer frente a la contaminación de la moda es comprar menos ropa, pero de mejor calidad. Animar a los consumidores a comprar menos y a conservar su ropa durante más tiempo puede ayudar al sector a garantizar un futuro más sostenible.

Deja un comentario

Top